La importancia de la fe en nuestras vidas
Más Variedades

La importancia de la fe en nuestras vidas

Al pensar sobre la importancia de la fe en nuestras vidas nos damos cuenta que la mayoría de la gente lo aborda como un concepto religioso, pero también hay que tener en cuenta que su naturaleza es mayormente filosófica.

Independientemente de su posición en la religión organizada, la fe es un componente crítico en la vida. Sin fe, es casi imposible amar a los demás, alcanzar metas y asumir realidades importantes e inmensamente complejas, creyendo que puedes tener éxito y lograrlo.

¿Qué es la fe?

Creemos en la ciencia, creemos que la verdad se puede encontrar a través de la observación, la medición y el experimento, y en la formulación, prueba y modificación de hipótesis.

Ahora bien, también existen realidades que quedan fuera de estos límites, y creer en ellos con vigor y fortaleza requiere fe.

Tenemos confianza en muchas cosas a las que no podemos aplicar el método científico, tenemos fe en las personas, fe en nosotros y fe en Dios, todo a pesar de la evidencia.

Es importante ver las limitaciones de la ciencia y hacer un esfuerzo consciente para suspender la razón y aceptar una verdad sobre la fe. Es lo que nos ayuda a creer en poderes mayores que nosotros.

La fe es “estar seguro de lo que esperamos y seguro de lo que no vemos”.

Existen diferentes tipos de fe. Veamos:

Fe en las personas

Creemos en la capacidad de las personas, incluso cuando pueden no tener fe en sí mismas. Creemos que tienen dentro de ellos la capacidad de ser más de lo que son.

Esto no aplica para todas las personas. Algunas personas se elevan al nivel de su comodidad, otras al nivel de su incompetencia. Pero algunas personas se sorprenden incluso a sí mismas y superan el nivel de sus capacidades preestablecidas.

En ciertas personas, tenemos fe en su capacidad de encontrar su propia manera única y maravillosa, incluso si no lo hacen. A menudo se sorprenden al descubrir cuánto más pueden ser de lo que alguna vez creyeron, solo porque alguien tenga fe en ellos.

Fe en nosotros mismos

Para poder tener fe en las personas, tenemos que tener fe en nosotros mismos. Esto no quiere decir que tengamos que estar seguros todo el tiempo. Más bien, tenemos que creer que estamos en el camino correcto, que podemos llegar a donde queremos ir, y que ese destino es mucho mayor de lo que podríamos esperar.

Creer en nuestras habilidades con una ambición traerá consecuencias favorables como resultado final.

A menudo es más difícil tener fe en nosotros que tener fe en los demás.

Es fundamental recordar que las personas han sido las creadoras de grandes obras de arte y literatura, así como de ciencia e ingeniería.

Depende de nosotros creer que las personas tienen dentro de sí ser grandiosas, esto nos incluye a nosotros también. Ser humildes pero confiados en nuestro enfoque es clave para tener fe en nosotros mismos y en los demás.

Fe en Dios

La religión, específicamente el cristianismo, ha sido una parte fundamentalmente importante en la vida de millones de personas.

También muchas otras religiones como los budistas, hindúes, judíos, musulmanes, entre otras, aunque tengan su perspectiva sobre Dios, creen que existe ese ser superior al que acudir.

Lo que la fe requiere es confiar en lo inexplicable. La fe en Dios requiere un poco de eso por la magnitud y el alcance de lo que creemos que es Dios.

Dada la naturaleza descomunal de esa confianza, que requiere más de lo que un nivel razonable de confianza en las personas podría requerir.

Si podemos creer en el misterio de Dios y tener fe en algo tan inmenso e inexplicable; imagina cuánto más fácil es para nosotros tener fe en los demás y en nosotros.

¿Por qué elegímos la fe?

La fe requiere intencionalidad. Exige que aceptemos estas realidades difíciles y creamos en ellas en ausencia de evidencia.

Habrá en la vida momentos en los que podremos perder la fe en Dios, en las personas y en nosotros mismos. Eso sucederá. Y te caerás, pero puedes volver a levantarte

Para querer tener fe, para creer y para confiar en cosas más grandes, debes desearla.

Cualquiera que tenga fe en si mismo, en los demás y apoyado en la fe en Dios, tendrá más éxito que quien no tiene fe en nada.

La importancia de la fe en nuestras vidas va más a allá de la religión, la fe es creer, es un modo de vivir y vivir mejor; practícala.

Ver también:

Cómo vivir una vida más feliz

 

¡SI TE GUSTÓ PUEDES APOYARNOS!

Opinar y más aún, informar, es todo un desafío en tiempos de tiranía. Si te gustó el contenido de este sitio, puedes contribuir con El Tuqueque Noticias donando la suma que quieras y así ayudarnos a seguir funcionando y a crecer.

¡Dona aquí!