El virus chino COVID-19 no es de origen natural y no surgió en Wuhan
COVID-19 Más Mundo

El virus chino COVID-19 no es de origen natural y no surgió en Wuhan

Li-Meng Yan, una virólogo china que huyó a los Estados Unidos, afirma que China ocultó información deliberadamente y que el coronavirus o Covid-19 no es un virus natural.

El virus chino  no es de origen natural y no surgió en Wuhan

La virólogo china afirmó que el gobierno de Xi Jinping ha mentido y ha ocultado la verdad sobre la pandemia de coronavirus y dice que está reuniendo evidencia sólida sobre los orígenes reales de Covid-19.

“El virus no se originó en la naturaleza y no emergió del mercado en Wuhan”, dijo en una entrevista Li-Meng Yan, que fue contratada por el gobierno Chino para investigar el coronavirus junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Yan afirmó a la cadena Fox News que China sabía sobre la existencia del coronavirus antes de que se anunciara oficialmente al mundo del primer brote en Wuhan, en diciembre de 2019.

Teorías acerca del origen del Covid-19

Las teorías sobre el Covid-19 no han parado desde que la OMS lo declarara pandemia el 11 de marzo.

Muchos creen en la teoría que el coronavirus está relacionado con la tecnología 5G, mientras que otros apoyan la teoría de que es un virus creado en un laboratorio y no una enfermedad que se desarrolló naturalmente.

A pesar de que no ha sido confirmado oficialmente, la teoría más conocida es que el nuevo coronavirus se originó en un llamado “mercado húmedo” en Wuhan, donde se comercializaba con animales vivos listos para la venta.

Todo indicaba que el virus saltó de los animales a los humanos a través de los murciélagos que fueron comprados en ese mercado.

Yan dijo que se enteró de lo que verdaderamente estaba sucediendo en China cuando un miembro del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades del país le dijo “que las autoridades de Wuhan ya sabían que era una nueva cepa de SARS y que incluso había completado la secuenciación del genoma “.

“Wuhan no es el origen del brote”

Yan que se encuentra en estos momentos trabajando en un Informe sobre los orígenes del Covid-19 dice:

“El mercado en Wuhan no es la fuente del brote y un animal salvaje no es el huésped intermediario”.

“El coronavirus no se originó en la naturaleza. El mercado es solo una cortina de humo”, declaró Yan.

La virólogo dice tener en sus manos todas las copias de las conversaciones que sostuvo con sus colegas sobre el coronavirus.

También dice que China ocultó información: “El gobierno retuvo deliberadamente información sobre el virus. Durante semanas, negaron que el personal médico estuviera siendo infectado mientras los pacientes con síntomas de Covid-19 fueron dejados en áreas comunes de hospitales sin aislarse y sin ningún tipo de equipo de protección personal”.

Yan también declaró que advirtió a un contratista de la OMS, El doctor Lee Poon, sobre la rápida propagación del coronavirus.

La virólogo dijo que la respuesta que obtuvo fue que permaneciera en silencio sobre el tema para no poner en peligro su vida.

“Me dijo que tuviera cuidado, que no pisara la línea roja; es decir, que no fuera en contra de los procedimientos del gobierno ni cuestionara sus principios. Si no, me encontraría en problemas y podría desaparecer“, dijo Yan.

La OMS ha negado estas declaraciones, afirmando que no tienen antecedentes de que Yan haya trabajado en un laboratorio de alto nivel especializado en detección de virus y pandemias relacionadas con la OMS.

La OMS también dijo que no tiene registro de que nadie llamado Lee Poon trabaje para ellos.

Ver también:

Formalizado ante el Congreso retiro de EEUU de la Organización Mundial de la Salud

 

Yan también afirmó que sus supervisores, reconocidos como algunos de los mejores expertos en el campo, ignoraron la investigación que estaba haciendo y piensa que esto evitó que se salvaran vidas.

Por otra parte se filtró en un periódico australiano en mayo un estudio de agencias de inteligencia que aseguraban que las autoridades chinas negaron que el virus pudiera propagarse entre los humanos hasta el 20 de enero, a pesar de la evidencia de transmisión humano a principios de diciembre.

No fue sino hasta el 14 de enero que la Organización Mundial de la Salud había declarado que “no había evidencia clara” de transmisión de COVID-19 de persona a persona.

Ver también:

La OMS y la polémica sobre la transmisión del COVID-19

 

Yan teme por su vida

“Sé cómo tratan a los denunciantes”, dijo. “Quieren mantener a las personas en silencio para evitar  que se revele la verdad, no solo sobre COVID-19, sino también sobre las otras cosas que suceden en China”.

“Estoy esperando contar todo lo que sé, proporcionar toda la evidencia al gobierno de Estados Unidos“.

“Quiero que entiendan, y también quiero que los estadounidenses entiendan lo terrible que es esto. No es lo que has visto esto es algo muy diferente”.

“Tenemos que perseguir la evidencia real porque esta es una parte clave para detener esta pandemia. No tenemos mucho tiempo ” concluyó Yan.

 

Ver también:

El FBI prepara caso contra el régimen comunista chino por el COVID-19

 

¡SI TE GUSTÓ PUEDES APOYARNOS!

Opinar y más aún, informar, es todo un desafío en tiempos de tiranía. Si te gustó el contenido de este sitio, puedes contribuir con El Tuqueque Noticias donando la suma que quieras y así ayudarnos a seguir funcionando y a crecer.

¡Dona aquí!