Régimen de Maduro extiende cuarentena en Venezuela
Más Nacional

Régimen de Maduro extiende cuarentena en Venezuela

El régimen ha decretado la extensión de la cuarentena por coronavirus  por treinta días más en Venezuela.





Aunque la cantidad de casos de coronavirus no ha sido elevada en comparación con países vecinos, y la mortandad ha sido muy escasa, mantener la cautela y los cuidados básicos no estará de más mientras la pandemia global se estabiliza y comienza a descender.

En Venezuela son varios los factores que han sumado para que no exista por ahora, un elevado número de contagios por coronavirus Covid19: desde el aislamiento de facto por la casi ausencia total de vuelos hacia el país, pasando por una economía deprimida, escasez de combustible que afecta la movilidad, entre otros factores.

Como ya hemos mencionado antes en estos espacios, lamentablemente la nula transparencia que existe en Venezuela no ayuda a combatir la catástrofe latente que significaría la propagación exponencial del coronavirus en todo el país.

Si bien se entiende que una medida de cuarentena es indispensable en estos casos, no es menos cierto que el marco de precariedad general en el que se encuentra Venezuela agrava de manera decisiva la situación de catástrofe potencial.

Los problemas que la población en general atraviesa se están agravando generando una presión importante. La electricidad ha venido presentando terribles fallas a diario, ocasionando cortes del servicio en varios estados del país destacándose Zulia, Táchira, Mérida, Falcón, Barinas, Apure, Cojedes, Mérida y zonas de Lara, Carabobo y Caracas. Los bajones de electricidad son muy frecuentes.

El agua sigue faltando en gran parte del país, el internet es terriblemente precario e inestable, y la gasolina se agotó, abriendo una mafia descarada en cabeza de los miserables verdeolivas cobardes de costumbre, ejerciendo “la matraca” sin pudor para surtir el combustible.

Muchos sectores capitalinos como Catia, Quinta Crespo, Petare no han sido precisamente un ejemplo de cuarentena, y el relajamiento por la necesidad de la inmensa mayoría de la gente en sobrevivir es indetenible. La mayoría vive del día a día, y el hambre ya es una terrible cirucunstancia presente.

Hay por otra parte una inmensa incredulidad en muchos sobre la presencia de la pandemia de coronavirus en el país. Los centros asistenciales no están colapsados, no se conocen casos dantescos como en países vecinos, y existe una completa falta de credibilidad en el régimen.

Si el venezolano se ha guardado en cuarentena, ha sido por su propia prudencia, y porque sabe que con este régimen todo lo malo es realidad, y no hay que creerles ni el padrenuestro en viernes santo de rodillas y tapaboca en la Iglesia de San Francisco con el cura comunista y fan de Maduro, Numa Molina, bendiciéndolos.

¿Y Guaidó? a lo que es nulo ni se le menciona, ni se le toma en cuenta.

La incertidumbre por esta cuarentena, en un marco de precariedad general, estancamiento económico, escasez e inflación dolarizada sigue siendo un flagelo terrible para la población, que por ahora, permanece en sus casas viendo al mundo colapsar por la pandemia de coronavirus.

 

Ver también:

 

Cómo afrontar la cuarentena por coronavirus

¡SI TE GUSTÓ PUEDES APOYARNOS!

Opinar y más aún, informar, es todo un desafío en tiempos de tiranía. Si te gustó el contenido de este sitio, puedes contribuir con El Tuqueque Noticias donando la suma que quieras y así ayudarnos a seguir funcionando y a crecer.

¡Dona aquí!