Editorial
Editorial

Editorial: Todos “a juro” a diálogo para que cambiando todo, todo siga de fondo igual

Editorial: Todos “a juro” a diálogo para que cambiando todo, todo siga de fondo igual

ETQQ / 15 Jul 2019. Insólito y perturbador resulta que todo el orbe insista en un “diálogo” con la narcodictadura y su oposición hecha a la medida. La inmoralidad global y la hipocresía encandilan.

Dialogar con un régimen que mantiene encarcelados y bajo tortura a centenares de presos políticos, asesina a otros y sigue destrozando todo lo que se parezca a calidad de vida en lo que una vez fue Venezuela, es moralmente inaceptable.

Pretender tratar como “gobierno” a una caterva de criminales y mafias en uniforme, es caer en el mismo nivel de inmoralidad de estos. Con criminales no cabe diálogo.

Pero más inaceptable aún lo es pretender legitimar a una oposición creada a la medida de la narcodictadura, dándole recursos “por que sí” y jugando al chantaje de una supuesta unidad que con el mismo maniqueísmo del chavismo dice que “los buenos son ellos” y los malos somos los que pensamos, padecemos y como decimos en criollo, “no nos calamos esta vaina”.

Por otra parte el estado mental del venezolano aferrado a su esperanza lo ha hecho endiosar lo que sea, hasta al evidente experimento de legitimación de la oposición oficial, el bobo santo guiadó, con minúsculas, porque al carajito  le quedaron grandes el momento, el cargo y la realidad.

¿Y qué decir de la asamblea nacional? un ente deslegitimado por su ejercicio absurdo y divorciado de la urgencia histórica del momento. Contadas excepciones  hay que merecen reconocimiento de bien, sin embargo los hechos abruman. Ver las «agendas» del único día a la semana de sesiones que tienen, da una indignación sublime. Por poco como alguien en Twitter dijo, pondrán en agenda «discusión acerca de la importancia de echar primero el agua antes que la harina para hacer las arepas». Poco les falta. Mientras tanto, ni 187-11, ni TIAR, ni nacionalidad del cucutense, ni nada.

El momentum para salir de la pesadilla definitivamente pasó. Ahora el empeño es en caer en el juego del chantaje emocional, a conciencia de muchos actores internacionales que poseen su rabo de paja no sólo con el régimen, sino en sus situaciones domésticas propias.

Oslo, Barbados, dá lo mismo. El narcorégimen es un sistema de cosas que se atornilla sólidamente cada día más. A “la gente” se le venderá “a juro”, un cronograma electoral, para que cambiando todo, a su vez todo siga igual. Gatopardismo venezolano para el mundo. El socialismo acabará con sus males con más socialismo. Qué maravilla de experimento global. Porque eso es Venezuela hoy, un experimento global. Si Usted no entiende de qué hablamos, “guglée” y lea, que de exceso de conocimientos no se irá a morir.

Bajo la cínica excusa de “lograr el cambio que le ponga fin al sufrimiento de los venezolanos” hasta el inquilino del Vaticano “habló”.  Lo cierto es que el mal es irreversible, los muertos no regresarán, los traumas no sanarán, y el país que una vez conocimos, jamás volverá. Las lágrimas de las despedidas, el dejar atrás todo, los nuevos comienzos lejos, tampoco tendrán retroceso más, es imposible.

Pensar que todo esto es el resultado de una exacerbación del lado oscuro de nuestra sociedad. Los azules se comienzan a comportar como los rojos, y en la calle, cada cual depreda a su prójimo como mejor le parezca. Cuando el problema  radica en la conducta y en el alma, no hay mucho más qué hacer.

Mientras tanto, todos “a juro” a diálogo para que cambiando todo, todo siga de fondo igual.

 

PD: ¿se horrorizaron por “el estilo”?  Jajajaja…

Los quiere mucho,

El Tuqueque

Redacción El Tuqueque Noticias
Medio informativo de pensamiento independiente sobre noticias de Venezuela y el mundo
https://eltuqueque.com