noel-leal-opinión
Opinión

Noel Leal: “la alternativa puesta hoy sobre la mesa es continuar con el socialismo”

ETQQ / 06 Mar 2019.- Damos inicio en nuestra sección de Opinión en El Tuqueque Noticias, compartiendo extractos, y con comentarios nuestros,  de una entrevista que el Profe Morales y Genny De Bernardo le hicieran a Noel Leal, Director de Venezuela Vetada (y con su permiso, claro está), el pasado 03 de marzo.

“[…] la alternativa puesta hoy sobre la mesa es continuar con el socialismo; un retorno a la izquierda vegetariana, dejar un momento la izquierda carnívora en una gaveta o mezclar simplemente lo que es al final un solo cuerpo: simplemente SOCIALISMO.”

Antes de escandalizarse cualquiera que ande embelezado por las aguas guaidianas, es bueno detenerse a leer y pensar un poco acerca de dónde estamos pisando. En eso Noel Leal se expresa con gran acierto:

Profe Morales: […] En Venezuela se va a hacer lo que se puede, pero no lo que habría que hacer, porque los políticos involucrados en Venezuela, la mayoría son socialistas, miembros de la comunidad socialista internacional, no son partidos con otro tipo de mentalidad, tanto la oposición como los que están gobernando son de tendencia socialista. 

Noel Leal: Seguimos aquí, seguimos en Venezuela, en este territorio que hoy ha ido perdiendo todo norte con respecto a la realidad de lo que debe ser un Estado, de lo que debe ser un país. A éste proceso llegamos gracias a eso que durante muchos años hemos identificado con una sola palabra, porque es la palabra que define el problema: SOCIALISMO. Nosotros llegamos aquí gracias a este acompañamiento socialista […] un gobierno socialista, una oposición socialista, vivimos bajo un régimen socialista, y la alternativa puesta hoy sobre la mesa es continuar con el socialismo […] Esa es la propuesta que está en la mesa, este giro de 360 grados, éste cambiemos todo para que todo siga igual, cada vez va cobrando mas cuerpo en todo  sentido […]”

[…] Hay un punto adicional que es  bien importante destacar, que, ya por fin se habla con todo el descaro sobre un eventual proceso electoral donde participen los genocidas destructores de la nación. No es nuevo, ya es algo que se ha hecho desde los tiempos de Chávez, y ahora el asunto es cómo convencer al mundo de que esa cochinada tiene algún tipo de viabilidad. […]”

Una realidad que complica todo el proceso, es la legitimación que el ciudadano venezolano ha hecho de todo esto, verdad que por horrenda no es del agrado de casi nadie, y menos si de conciencia se trata. Veamos qué dice Noel Leal al respecto:

[…] falta conocimiento de la realidad por culpa del mismo venezolano. El venezolano de manera constante y consecuente le dio voz y legitimidad a los socios, es decir, de esa izquierda carnívora, a los socios del gobierno, y, últimamente se la demostró con una fuerza con la que ellos van por el mundo achacándola, demostrándola, y por eso es que el mundo sostiene que el único órgano que tiene legitimidad es la Asamblea Nacional, y de la Asamblea Nacional sale Guaidó, y todo eso es una maravilla. Lo cierto es que tiene la misma legitimidad que tiene cualquier otra cosa que esté durante los 20 años de chavizmo, tiene la misma legitimidad que Maduro y la Asamblea Constituyente, fueron electos por el mismo organismo electoral con el mismo volumen deformado de electores […]”

Para el venezolano promedio comprender lo que es legitimar, podría llevar generaciones enteras. Pero no todo está perdido, siempre que exista gente con criterio propio y coherencia para dar el ejemplo. Prosigamos:

[…] así ha estado más de 10 años el país funcionando, y esa mentira, tras mentira, tras mentira nos trajo aquí. Entonces, este proceso socialista que engloba la realidad de lo que vive Venezuela, ha estancado al país en este lugar, donde llegamos ahora con una frase impuesta por nuestro único aliado real para salir de esta desgracia, el presidente Donald Trump; y es su decisión, decisión exclusiva de Donald Trump.

 

Donald Trump de una vez nos mostró una frase con respecto a Venezuela: “todas las propuestas todas las ideas están sobre la mesa”, pero ya la MUD logró tomar la idea fundamental y pasarla por debajo de la mesa.  Ya oímos las declaraciones de Elliott Abrams ratificando lo impuesto por las voces representativas de lo que es hoy el gobierno encargado de Venezuela, y las voces del Grupo de Lima, y los distintos intereses en que Venezuela busque algún tipo de salida, envuelta en el diálogo, la negociación, las elecciones […]”

 

En un universo de un solo pensamiento – el socialista – como el universo venezolano, en el que sistemáticamente se limitó o combatió de diversas maneras todo intento de pensamiento de derechas (de hecho no existe organización política formal y con participación electoral alguna de esa tendencia en Venezuela), es natural que lo único existente sea fruto del gran árbol del socialismo. Prosigamos:

“[…] lo que se cree que es oposición no es oposición, es simplemente la continuidad, el complemento, es parte de lo mismo que nos trajo aquí, es parte del hecho de esa oposición/gobierno; es éste por fin venir entendiendo ya, de manera completa, grandota, qué es «Quiero salir del chavizmo pero la oposición no me deja.»”

Esa frase «Quiero salir del chavismo pero la oposición no me deja.» es una épica de marca personal de Noel Leal. Veamos un poco más de eso:

[…] Éste “Quiero salir de Chávez pero la oposición no me deja” está encontrando ya referentes en el exterior, porque van entendiendo, se van haciendo preguntas; “¿Pero cómo es posible que frente a la realidad genocida, te abraces con la criminal que fue Fiscal, que ejecutó los esquemas de persecución política?, ¿Cómo es posible, que esté ofreciéndole amnistía hasta el mismo Nicolás Maduro?, ¿Cómo es  posible que te abraces con sus ministros? ¿Cómo es posible que quieras para el país los que generaron lo destrucción del país? […]”

Y el problema se agrava cuando de complicidades se trata. No es sólo que oposición y régimen provengan de un mismo árbol socialista, sino que comparten complicidades bastante delicadas en otros aspectos, que implican delitos de corrupción y desfalco a la nación. Prosigamos:

[…] En el momento en que la oposición pierda la oportunidad de servirle de muro de contención al gobierno, en ese momento el gobierno se desmorona y junto con él la oposición, y si eso sucede, salen a la luz todos los escándalos, no los que están saliendo ya, que son muchísimos […] el escándalo de PDVSA iba a ser el más grande del mundo, es el robo más grande del mundo,  lo que le han hecho a Venezuela se pierde de vista, es la cosa más grande del mundo […]  cuando se enteren de los números, lo de Odebrecht va a ser lo que llevan de sencillo en el bolsillo, comparado con lo que le hicieron a mi país.

 

Y esto nada más se hizo con la complacencia de eso que se llama oposición, con este llamado a vestir de democracia la instauración del sistema comunista en el país. Entonces, llegamos aquí, estamos aquí, y ahora cómo salimos de esto cuando nuestro principal aliado, empieza a entender qué está sucediendo, empieza a comprender que, esa materia prima que necesita para que las cosas de laboratorio salga bien, no es de calidad. […]”

 

En cuanto a la calidad de ese material al que se refiere Noel Leal, la fuerza armada es un punto focal. Veamos lo que expresa al respecto:

 

“[…] nuestra institución Fuerza Armada, el otrora ejército libertador, se perdió;  y lo que queda dentro de la Fuerza Armada, al igual que en el mundo civil, son facciones; facciones sueltas, facciones con mayor o menor entendimiento de la realidad, facciones con mayor o menor complicidad dentro del aparato político, o mayor o menor intensidad con respecto a distintos beneficios económicos que ofrece la estructura de la revolución. […] ”

 

“[…] Nuestro aliado principal, necesita, un ente sólido, fuerte contundente, y anti socialista, para poder avanzar, de la única manera como la podría hacer, si quiere desplazar la estructura de Maduro, que no es otra, que con fuerza. Porque, vas más allá de desplazar el proceso revolucionario, es cómo evitar que el país se desintegre, cómo evitar que el país vaya  a entrar en una onda de violencia sin sentido, cómo evitar que el país caiga en un proceso que traiga un descontrol a nivel continental, subcontinental y que traiga junto con ello un desbarajuste económico de proporciones incalculables […]”

 

Una palabra que está sonando en boca de los delincuentes del régimen, es la guerra, y específicamente, la guerra con Colombia, la cual es un escenario adosado con hechos concretos como los vistos durante los últimos días de febrero en la frontera. Veamos más:

 

“[…] Colombia es el enemigo básico que tiene el gobierno hoy, porque es el único enemigo con el cual podrá justificar una acción bélica formal, que (le) garantice cierto grado de impunidad y unidad, porque el gobierno necesita que Colombia pise el peine de una guerra si siente en algún momento que va a ser extraído por la fuerza, es lo que le garantiza un tiempo más, y un tiempo que se puede prolongar mucho […]

 

[…] Colombia, es el objetivo del gobierno para tener de algún tipo de manera, un espacio de conexión con aquella manera de entender el mundo dentro del concepto de los bloques de la Guerra Fría. […]”

 

Un escenario de sostenimiento del narcorégimen es para muchos, una pesadilla inconcebible. Pero ocurre que las posibilidades de que el régimen  subsista sin salida de fuerza, son casi ilimitadas (inserte aquí el pavosísimo e infelíz “no vale, yo no creo” ____ . Inserte también aquí el nuevo dicho de la pavosería infelíz, el “no seas nube negra”: ______). Sólo una salida de fuerza acabará con esta pesadilla. Veamos más:

 

“Profe Morales: Noel, las cosas siempre fueron  complicadas pero, ahora, se va ampliando, en el caso particular de los soldados o las demás fuerzas militares que se fueron a Colombia, y la gente común, que se va para Colombia; Colombia no tiene plata para pagar el pacto que hizo con sus propios guerrilleros; no tienen dinero, y lo dijo el presidente de Colombia, y los tipos están volviendo al campo para la droga, para el secuestro, pero tienen políticos, y se fueron todavía a hacer más droga y a ampliar los campos de cultivo. Y ahora Colombia va a tener que gastar más dinero para mantener los 600, más otro millón que entró de venezolanos. ¿Quién los va a mantener sí Colombia no se puede mantener ella misma? […]”

 

Noel Leal: […] lo va a pagar ese concepto de ayuda humanitaria, ese inmenso negocio que es la ayuda humanitaria; para poder justificar que ese dinero siga corriendo, se necesitan muchas imágenes de muchas carpas, de mucha gente haciendo cola frente a escuditos de las Naciones Unidas y todo este tipo de cosas que justifiquen esa aberrante situación, porque estamos hablando de Venezuela, entonces esa aberrante situación, es tan increíble que encuentra en uno de los mayores exponentes del socialismo, por parte  de la oposición, en una discusión en la Asamblea Nacional la semana pasada el dice “Queremos que el canal humanitario sea permanente”; porque ese negocio de la ayuda humanitaria es un inmenso negocio dentro de la estructura socialista, de  la cual se beneficia cualquiera […]”

 

Ahora hasta aquí la entrevista suponía una expectativa respecto a qué pasaría inmediatamente en el país – fue el 03 de marzo – y Guaidó regresó el lunes 04.  Veamos la opinión de Noel Leal entonces:

 

Genny De Bernardo: Este viaje de Guaidó por América […]“Si vuelvo a Venezuela y quedo preso habrá un levantamiento popular.” ¿Habrá un levantamiento popular?”

“Noel Leal: […] Por supuesto que va a haber un tipo de reacción, ¿esa reacción será definitiva? ¿esa reacción no la podrá contener el gobierno? No; de ninguna manera sucederá de esa forma. Por supuesto que habrá una reacción, por supuesto que habrán nuevas víctimas y por supuesto que el gobierno encontrará nuevos mecanismos mayores de represión, salvo que […] si llega a entrar, es porque ya el diálogo está concertado, si llega a entrar y no cae preso, o cae preso sin ningún tipo de acción de levantamiento popular, es porque el diálogo ya está total y  absolutamente concertado y hacia allá vamos. […]”

“Genny De Bernardo: Ahora, el enviado especial de los Estados Unidos para Venezuela fue terminante, “No negociamos la salida de Maduro con el régimen porque creemos que no son legítimos.”

 

Noel Leal: Eso es también discurso de micrófono, por supuesto que Elliott Abrams y cualquier representante de los Estados Unidos negocia la salida de Maduro, negocia y de frente con el gobierno de Maduro, y buscarán algún tipo de interlocutor para lograrlo, para que no salga la foto, pero, el asunto es que Maduro quiera salir. Solo saldrá resquebrajando muy bien la estructura de gobierno o extrayéndolo.”

 

Lo cierto es queridos lectores, que el régimen sigue ahí, aguantando, y  si sólo mostramos caras de alegría, selfies de banderas y poses,  y gritos de concierto pop en concentraciones de una hora y media de duración cada cierta cantidad de tiempo por aquello de que “hay que permanecer en la calle”, pues mejor vayan acostumbrándose al narcorégimen por tiempo indefinido “aunque esté caído”. Ah! Y siga apretando sus posaderas ante la hiperinflación, que de paso, sólo favorece a los especuladores cambiarios, quienes son beneficiados de ello gracias al “sistema”.

 

¿Con qué contamos?, ¿con quién contamos?, ¿de qué estamos hechos? ¿curaremos al país del socialismo con más socialismo?

¡SI TE GUSTÓ PUEDES APOYARNOS!

Opinar y más aún, informar, es todo un desafío en tiempos de tiranía. Si te gustó el contenido de este sitio, puedes contribuir con El Tuqueque Noticias donando la suma que quieras y así ayudarnos a seguir funcionando y a crecer.

¡Dona aquí!