venezuela-sinelectricidad
Más Nacional

Venezuela puede perder la poca luz que le queda de un momento a otro

ETQQ / 21 Abr 2019.- El llamado “sistema eléctrico nacional” está deshecho y eso es una realidad inocultable. Años de corrupción y desidia llevaron al colapso al sistema, hoy estirando sus posibles últimos momentos. Venezuela puede perder la poca luz que le queda de un momento a otro y de manera indefinida.

Desde el mega apagón del 07 de marzo, solo uno de los tres grandes transformadores que funcionaban en la central hidroeléctrica Guri  y que surten de energía a los 23 estados de ese país está en funcionamiento y amenaza con colapsar.

Las termoeléctricas están en su enorme mayoría inoperantes y la administración de fluído eléctrico es cada vez más inestable.

Mientras tanto el régimen de Maduro se empeña en excusarse señalando que se trata de un saboteo orquestado por Estados Unidos.

Por su parte Rusia y China quieren ayudar, pero quienes tienen la tecnología específica para el tipo de instrumentos con los que opera el sistema eléctrico en Venezuela son EE.UU. y Alemania.

Los reemplazos para los transformadores averiados son algo extremadamente difícil de ubicar y solo hay tres empresas capaces de conseguirlas: Alstom Power (Estados Unidos), Andritz (Austria) y el Grupo ABB (Alemania). Y ninguno de estos países está dispuesto a ayudar al régimen de Maduro a quien no reconocen como presidente legítimo del país.

Los rusos y los chinos no pueden hacer nada al respecto porque se requiere hacer una reconversión de los sistemas para poder utilizar su tecnología, pero esto tomaría más de 30 días. Y no se sabe si el transformador que todavía funciona, resista. Así de grave es la situación.

Desde el 7 de marzo en todo el país se han tenido que soportar cortes de energía masivos y cortes locales que duran hasta días enteros. Lo que hay detrás de estos apagones es gravísimo y puede dejar en los próximos días al país sin luz por un buen tiempo. Y como muchos medios de comunicación han reseñado y con toda base, Venezuela puede perder la poca luz que le queda de un momento a otro.

Según una fuente que contactó el diario El Espectador, el 7 de marzo se disparó una alarma de sobrecalentamiento en los tres transformadores de Guri. Dos dejaron de funcionar, pero uno resistió la falla. Para evitar su explosión se tuvo que cortar la transmisión de energía. “Ese transformador está disminuyendo su generación de energía y puede dejar de funcionar en cualquier momento. Si no se resuelve la situación estado por estado, el país entero se puede apagar por más de 39 días o hasta que se tengan los transformadores de recambio”, aseguró el funcionario que contactó al diario colombiano.

En gran parte del país actualmente se vive caos. Por los fallos del servicio eléctrico se vieron afectados las comunicaciones, el transporte, los comercios y el suministro de agua.

La vida cotidiana se afectó y ya no existe como la solíamos conocer. El impacto psicológico y emocional en muchos ante esa situación, y la incertidumbre de no saber cuándo contar con energía eléctrica tampoco se ha dejado de hacer notar. Estamos ante una tragedia sin precedentes.

Ver también: La Asistencia Humanitaria En Venezuela



 

Redacción El Tuqueque Noticias
Medio informativo de pensamiento independiente sobre noticias de Venezuela y el mundo
https://eltuqueque.com