El segundo paciente curado de VIH es venezolano
Más Mundo Nacional

El segundo paciente curado de VIH es venezolano





ETQQ /10 Mar. 2020.- Hace un año se dio la noticia de un segundo paciente curado de VIH, todo un hito para la historia médica, pero este paciente  decidió permanecer en el anonimato.

Un año después, el hasta entonces llamado “paciente de Londres” ha decidido revelar su identidad, su nombre es Adam Castillejo y es venezolano.

Cura del VIH en segundo paciente se presenta luego de un trasplante de médula para combatir un cáncer

Castillejo se cura del VIH luego de haber recibido un transplante de médula ósea para combatir un linfoma que padecía.

El donante tenía una mutación que impedía la capacidad de VIH para ingresar a las células, por lo que el trasplante reemplazó el sistema inmune del paciente con uno resistente al virus.

Aunque resultó efectivo para liberarlo del virus, la intención sólo iba enfocada en curar su cáncer y no en una opción para curar el VIH debido a los riegos involucrados.

Adam Castillejo quiere ser un embajador de la esperanza

Adam tiene 40 años, mide 1,83 centímetros, se encuentra robusto e irradia buena salud y alegría.

Luego de pasar por un largo proceso con dos de las enfermedades más duras y vivir 10 años de tratamientos agotadores, Adam Castillejo se siente hoy curado y bendecido.

Castillejo dudó sobre salir del anonimato, debido al escrutinio público, hasta que se dio cuenta que su historia llevaba un poderoso mensaje de optimismo.

“Esta es una posición única para estar, una posición única y muy humilde”, dijo. “Quiero ser un embajador de la esperanza”.

Adam Castillejo es el segundo paciente curado de VIH, ¿Quién fue el primero?

Timothy Ray Brown, el llamado paciente de Berlín, en 2008 ha sido curado con éxito, y desde entonces han habido muchos intentos fallidos.

Brown fue diagnosticado con VIH en 1995 y en 2007 fue sometido a un transplante de médula ósea en Berlín para tratar la leucemia que padecía.

Para ello escogieron un donante con CCR5, este rasgo genético ofrece  resistencia a la infección de VIH, solo 10% de las personas de ascendencia europea posee esta mutación heredada.

Brow tuvo una recaída por lo que se sometió a un segundo transplante un año después, luego de tres años no se le detectó VIH a pesar de no tomar ya los antirretrovirales, alcanzando la cura.

La vida después de pasar a ser el segundo paciente curado de VIH

La vida de Castillejo ha cambiado, abrió una cuenta de Twitter. Comenzó a hablar semanalmente con el Sr. Brown, la única otra persona que realmente podía entender por lo que había pasado.

En diciembre, Castillejo preparó una declaración para ser leída en voz alta por un productor en BBC Radio 4, estaba decidido a contar su historia.

“No quiero que la gente piense: has sido elegido “, dijo. “No, simplemente sucedió. Estaba en el lugar correcto, probablemente en el momento correcto, cuando sucedió”.

Castillejo creció en Caracas, Venezuela, en 2003 se descubrió que tenía el virus de la hepatitis C, el virus que causa el VIH.

“Recuerdo cuando la persona me lo dijo y el pánico comenzó”, dijo. En ese momento, el VIH era una sentencia de muerte y no tenía cura.

Después de asimilar el diagnóstico, trabajó como chef y adoptó un estilo de vida sano: comía bien, hacía ejercicio, montaba bicicleta, corría y nadaba.

Luego, en 2011, llegó el segundo golpe, Castillejo estaba en Nueva York cuando lo llamó una enfermera de la clínica a la que acudía, para informarle que existían preocupaciones sobre su salud.

Había estado experimentando fiebres, y las pruebas mostraron que eran el resultado de un linfoma en Etapa 4. “Nunca olvidaré mi reacción ya que una vez más mi mundo cambió para siempre”, dijo. “Una vez más, otra sentencia de muerte”.

Para curar su cáncer se sometió a  años de quimioterapia severa que se complicaba con su condición de ser VIH positivo.

En 2014, el costo físico y emocional de más de 3 años lo alcanzó, y contempló la idea de ir a Dignitas, la compañía suiza que ayuda a pacientes con enfermedades terminales a quitarse la vida.

Aún así siguió adelante, y en la primavera de 2015, sus médicos le dijeron que no llegaría a Navidad, que la cura no se logró.

No estaba listo para rendirse y buscó alternativas en línea, descubriendo que en un hospital de Londres el Dr. Ian Gabriel realizaba trasplantes de médula ósea, incluso en pacientes con VIH.

Después de un intento fallido de transplante con sus propias células madre, se encontró un donante idóneo, no sólo para curarlo del cáncer, sino también para el VIH.

Un año después, tomó su último conjunto de medicamentos antirretrovirales, en octubre de 2017.  Y así 17 meses después, en marzo de 2019, se anunció la noticia de su cura.

Los científicos han analizado repetidamente la sangre del paciente Castillejo en busca de signos del virus, y no se ha encontrado ningún rastro de VIH.

Públicamente, los científicos describen el caso como una remisión a largo plazo. Se les hace difícil utilizar la palabra cura cuando solo se cuentan dos casos en el mundo.

Sin embargo existe optimismo en los científicos, ya que el segundo paciente curado de VIH confirma que el primero no sólo fue una casualidad, ahora todo luce más real, y sobretodo posible.

 

Ver también:

Medidas de Prevención del Coronavirus y Cómo Evitar el Contagio

 

¡SI TE GUSTÓ PUEDES APOYARNOS!

Opinar y más aún, informar, es todo un desafío en tiempos de tiranía. Si te gustó el contenido de este sitio, puedes contribuir con El Tuqueque Noticias donando la suma que quieras y así ayudarnos a seguir funcionando y a crecer.

¡Dona aquí!