Editorial nuevo sueldo mínimo por el pecho
Editorial

Nuevo “sueldo mínimo” por el pecho

Nuevo “sueldo mínimo” por el pecho

ETQQ / 14 Oct. 2019.- En Venezuela cada vez que hay un “aumento del sueldo mínimo”, hay pavor, angustia y gran depresión colectiva. Este lunes se anunció desde la Asamblea Nacional Constituyente – que se supone es inconstitucional, pero en este desastre de país y de sociedad todo es posible – el nuevo monto salarial.

El nuevo sueldo mínimo del narcorégimen quedó en 150.000 bolívares, más un mal llamado cestaticket también en 150.000 bolívares, de esos que hace un año tildaban de “soberanos”.

“Soberana” es la pendejitud colectiva que todavía aúpa aun supuesto “presidente legítimo-interino-encargado-ungido-eructado por el gran hermano universal-etc” reconocido por más de 50 países y que es un mal chiste de adorno e incoherencias, que es humillado y subyugado cada vez que al narcorégimen le da la gana.

La destrucción de la economía nacional y la aniquilación de la capacidad adquisitiva de los venezolanos sólo cesará si cesa el mal fundamental que los ha causado : el malayo socialismo.

Si se supone que el narcorégimen es una usurpación general de poderes, entonces ¿qué demonios hacemos los venezolanos acatando el triplemalayo salario mínimo ese?. Es absolutamente imposible avanzar en ningún sentido si la coherencia no se hace respetar y se pone en práctica.

La tragedia hiperinflacionaria estrenará precios desde este martes. El círculo de nunca acabar, y la estupidez supina infinita que reemplazó al que cada vez más nos parece una fábula, “bravo pueblo”.

Como bien reseñan en El Nacional esta tarde, “ Entre los 5 productos de primera necesidad que se pueden comprar con el nuevo salario mínimo mensual de un trabajador (150.000 bolívares) se encuentra el arroz, el cual tiene un precio de 21.000 bolívares por kilo, aunque hay establecimientos que ya lo tenían por encima de los 40.000 bolívares, y una harina de maíz, que está en 24.500 bolívares.

Si hablamos de productos avícolas, el picadillo de pollo está en 48.500 bolívares, mientras que el medio cartón de huevo cuesta 40.000 bolívares.

Con lo que resta del salario, el venezolano podrá comprar solo 250 gramos de queso duro el cual se ubica en 58.000 bolívares.

En consecuencia, los 150.000 bolívares se convierten en sal y agua en las manos del ciudadano.

La capa de doble moral masiva cubre con su manto de complacencia lo que ocurre en este ex país. Ahórrense las manifestaciones de egos estúpidos en Twitter, encuestas, tuits de “se los dije” patéticos y toda la marea de desahogos deplorables. En el fondo sabemos que no hay remedio.

Y eso que no queremos mencionar nada de las travesuras de la “espada de bolívar por la américa latina” de estas dos semanas, ni el cambiazo de hoja de ruta guaidiobobiano que borró el “cese de la usurpación” como prioridad por otra parte, ni la cara de sádicos buchones de no pocos héroes “opositores” bendecidos y afortunados por el copete del norte, y la gran madre de todas las palabras venezolanas por venir: elecciones. Con el obeso cachetón de bigotes en su silla, por supuesto.

Son las realidades locales que por ahora, toca asumir, asimilar y entender para poder desenvolverse en consecuencia en lo que es una casi imposible supervivencia diaria al norte del sur.

Siempre beligerante e irreverente, jamás complaciente,

El Tuqueque

 

 

Redacción El Tuqueque Noticias
Medio informativo de pensamiento independiente sobre noticias de Venezuela y el mundo
https://eltuqueque.com