Mayoría de la ciudadanía no votaría en elecciones parlamentarias
Más Nacional

Mayoría de la ciudadanía no votaría en elecciones parlamentarias

El CNE del régimen anunció elecciones parlamentarias para lo que según ellos sería el período 2021-2026, fijándolas para el 06 de diciembre de este año. Confiados en que permanecerán en el poder y que “nada va a pasar”, el írrito organismo avanza en su agenda.




El CNE del régimen distribuyó por estados los 277 escaños que irán a elección el 6 de diciembre próximo, aunque el aumento de 66% de la cantidad de curules sea violatorio de lo establecido en la Constitución vigente.

Rechazo mayoritario al CNE

El rechazo a ese CNE y su agenda por parte de la inmensa mayoría de la ciudadanía, no se ha dejado de hacer notar.

Según reflejó Caraota Digital, La mayor parte de los partidos opositores no reconocen a los magistrados del TSJ del régimen,  y por ende tampoco al nuevo Consejo Nacional Electoral,  razón por la cual no validaran dichas elecciones anunciadas por considerarlas una farsa.

Esto asegura que la mayoría de la ciudadanía no votaría en las elecciones parlamentarias, y tal vez en ningún otro comicio convocado por el régimen.

En estos momentos casi todos los partidos “opositores” se encuentran inhabilitados por el CNE para participar en las elecciones parlamentarias o sus juntas directivas han sufrido reestructuraciones dictadas por el TSJ del régimen, ente que ha “designado” directivas adeptas a sus designios, aunque la ciudadanía tampoco digiere la presunta “inocencia” de los directivos partidistas “depuestos”, y ven en ello una maniobra de victimización para sostener a ciertas figuras en el escenario de un eventual derrumbamiento general del status quo político venezolano,  por evidente colaboracionismo con el régimen chavista.

No hay voluntad de votar esta vez

La mayoría de los venezolanos no está dispuesta a participar en comicios convocados por el régimen y bajo sus instituciones. La credibilidad es nula tanto en el régimen, como en la oposición, quienes por su parte no han dejado de argumentar ejemplos de participaciones electorales en dictaduras pasadas en latinoamérica, tratando a los venezolanos como si éstos fueran estúpidos.

Las condiciones del país no son las de una nación normal. Venezuela es hoy por hoy un narcoestado con delincuencia organizada ejerciendo el poder omnímodo del país, donde hacen vida activa toda clase de mafias, incluida guerrillas y grupos terroristas internacionales. Dicha situación naturalmente es imposible de dejar de existir con el sólo desarrollo de un teatro electoral, y ya el venezolano promedio lo ha entendido perfectamente.

Y para variar, el vicepresidente del CNE del régimen, Rafael Simón Jiménez, aseguró el 2 de julio a Unión Radio que las “elecciones parlamentarias”  del próximo 6 de diciembre se realizarán con el mismo sistema automatizado que se ha utilizado en anteriores procesos.

Ver también:

Entendiendo el caso Saab