Entendiendo el Obamagate
Más Mundo

Entendiendo el Obamagate

Como el mundo ya sabe, un escándalo de proporciones inéditas se ha destapado en el establishment político estadounidense. El “Obamagate” como ya se le llama, podría suponer el encarcelamiento de un expresidente de los Estados Unidos por graves delitos federales cometidos durante su gestión, y que afectan a esa nación. Veamos paso a paso de qué trata para ir entendiendo el Obamagate.

Obamagate, así comenzó todo

Los primeros avances de las andanzas oscuras de Barak Obama en este caso se remontan a 2014, cuando el para entonces presidente estadounidense destituye de manera sorpresiva e intempestiva a su Director de Defensa e Inteligencia Nacional, el General Michael Flynn quien ejercía el cargo desde el 2012, forzando además su retiro militar.

Aunque al momento de su destitución, Michael Flynn no intentó ninguna controversia mayor por lo que le habían hecho, con el paso del tiempo manifiestó que su destitución obedeció a que no estuvo de acuerdo con prácticas irregulares dentro de la agencia que dirigía, las cuales no estaba dispuesto a acatar por razones de ilegalidad.

Poco tiempo después de su intempestiva destitución, Michael Flynn contacta al equipo de campaña del entonces pre-candidato presidencial Donald Trump y les informa que todos ellos, entre otras personalidades, están siendo espiados por las principales agencias del gobierno, por ordenes directas de Obama.

El aviso al equipo de campaña de Trump

Ante el contacto e inusual información que Flynn compartió con el equipo de Trump, en dicho equipo se decidió cambiar por completo sus ubicaciones físicas y personales, estrategias y parte del personal, teniendo que reestructurar casi toda la campaña y formas de trabajo, manejando toda esa información en secreto y manteniendo a Flynn como un aliado.

La alerta que dio Flynn al equipo de Trump causa impacto positivo y debido a ello, se toman las medidas necesarias para contrarrestar el espionaje de Obama y enfrentar la campaña de descrédito que ya circulaba en los medios y la opinión pública manipulada contra Trump y su candidatura, promovida en secreto por estas agencias bajo órdenes de Obama.

Haciendo uso de esta información, el equipo de campaña de Trump logró superar y esquivar cientos de ataques orquestados durante toda la campaña, y finalmente Donald Trump se convierte en el 45° Presidente de los Estados Unidos de América, ganándole a Hillary Clinton con amplia diferencia.

Trump Presidente, Flynn Asesor de Seguridad Nacional

Una de las primeras decisiones de Trump fue designar a Michael Flynn como su Asesor de Seguridad Nacional. Esto obviamente además de ser un reconocimiento y acto de justicia respecto de la jugada de Obama, supuso también un duro golpe contra éste.

Flynn dió comienzo así al destape del Obamagate informando formalmente a las autoridades de EEUU que en el año 2016 Barack Obama ordenó a la CIA, FBI, NSA y a la DIA (esta última de la cual el era director) que espiaran a Donald Trump y todo su entorno para usar información comprometedora en su contra.

Esto en su conjunto sin duda alguna fue un golpe muy fuerte para Obama, quien pudo atar cabos y darse cuenta del por qué aparentemente Trump siempre iba un paso adelante durante toda la campaña electoral.  Era obvio: Flynn había alertado a Trump.

La campaña sucia de Obama ahora contra Flynn

Obama, quien ahora como expresidente,  junto al partido demócrata y otras agencias de gobierno en las cuales aún mantenía cierto poder, comenzó una campaña de desprestigio directamente contra Michael Flynn.

Básicamente acusaron a Flynn de cooperar con el gobierno de Rusia para espiar a miembros del partido demócrata e intervenir  las elecciones presidenciales, y lograr que Trump ganara, asegurando además que todo fue orquestado y ordenado por Trump. Los medios rápidamente se encargaron de generar de nuevo una matríz de opinión contraria a Trump.

Esta acusación cobró alto vuelo. La nueva campaña de desprestigio que fue impulsada por el partido demócrata y apoyada en un principio por la CIA, el FBI y el mismísimo Congreso de los Estados Unidos, ocasionó que Flynn fuese destituido y puesto a la orden de la justicia,  mientras se comprobaba o no su culpabilidad respecto a dichas acusaciones. Así “caía” la cabeza de Flynn.

El avance de la inmoralidad de Obama y los demócratas

Como  consecuencia directa de estas acciones del partido demócrata bajo la dirección de Obama, no sólo fue destituido de su cargo Michael Flynn, sino que ademas el presidente de los EEUU Donald Trump tuvo que atravesar un proceso de impeachment político sin precedentes en ese país, que se dio sin ninguna prueba.

Sin embargo y luego de cuatro años de procesos legales en su contra (que duraron prácticamente todo el periodo presidencial), tanto Trump, como Flynn fueron finalmente absueltos de todos los cargos; Trump el 05 de febrero de este año y Flynn más recientemente, el pasado 07 de mayo.  Ambos fueron declarados INOCENTES.

Culminó así ese largo e infundado proceso legal y político en contra de Trump y Flynn, sin que se haya demostrado ningún delito, y sin que se haya presentado ninguna prueba determinante.

#Obamagate

Ahora es tiempo de decirle al mundo la verdad: El Obamagate

Ya culminada la infame etapa infundada de las falsas acusaciones contra Trump y contra Flynn, llega la hora de la verdad: se destapa el Obamagate.

Michael Flynn declaró públicamente que toda esa campaña de mentiras y desprestigio en su contra no quedará impune, y que va a informar a las autoridades sobre todo lo que sabe de la administración Obama, lo que ocasionó su destitución de la Agencia de Defensa e Inteligencia Nacional.

Así nace el Obamagate que cada vez crece más por la contundencia de las declaraciones y las pruebas aportadas por Flynn, que colocan a Obama y todo su entorno en una situación extremadamente comprometedora, ya que enfrentarían la muy factible posibilidad de ser encarcelados.

Como ya mencionamos más arriba, Michael Flynn formalmente informó a las autoridades de EEUU que en el año 2016 Barack Obama ordenó a la CIA, FBI, NSA y a la DIA (esta última de la cual el era director) que espiaran a Donald Trump y todo su entorno para usar información comprometedora en su contra.

También informó que su destitución como Director de la DIA ocurrió después de que enfrentara a Obama y le aclarara que, bajo su dirección, esa agencia no acataria ordenes de espionaje por ser inconstitucional e ilegal, motivo por el cual lo destituyen y le dan retiro militar obligatorio, acabando así su carrera militar.

Informó así mismo que Hillary Clinton sabía del espionaje ordenado por Obama, y además usaba la información recibida a favor de su campaña electoral, ya que todas las acciones de las agencias del gobierno tenían como único fin beneficiar a esta en las elecciones presidenciales contra Trump.

Flynn también informó que, en violación de la constitución y todos los códigos de ética de los Estados Unidos, el ex-presidente Obama se veía en secreto con el director del FBI, James Comey, para discutir y decidir el curso de las acciones abiertas contra Trump.

Además informó, que este espionaje no solo fue ordenado contra Trump, sino también contra personas del mismo partido demócrata para provocar su abandono de la contienda presidencial y lograr que la candidata finalmente fuese Hillary Clinton.

Prisión en el horizonte para Obama y sus colaboradores implicados

El sistema de justicia estadounidense está en camino de iniciar las investigaciones pertinentes que podrían llevar a Barack Obama, Hillary Clinton y a todos sus colaboradores tras las rejas por los delitos de asociación para delinquir, fraude procesal y corrupción.

Trump por su parte siempre estuvo en conocimiento de todo, desde el primer instante y nunca lo uso para victimizarse, ni siquiera con el impeachment encima, antes bien esperó el momento idóneo para hacerlo público y actuar, con toda prudencia y sabiduría.

La censura de los medios, buscadores, y  Redes Sociales

Si algo viene ocurriendo desde que se destapó todo el asunto del Obamagate, es una censura a drede del tema en redes sociales, medios de comunicación y hasta en buscadores en la red.

A sólo unas horas después de hacerse público el escándalo, el hashtag #OBAMAGATE alcanzó más de 2.300.000 tweets a nivel mundial, sin embargo la tendencia fue borrada de un momento a otro por Twitter, desapareciendo e incluso bloqueando el hashtag de los trending tópics.

El vergonzoso silencio de medios como el @nytimes, @washingtonpost y @CNN, entre otros sobre el #ObamaGate, ante el que puede ser el mayor escándalo en la historia de Estados Unidos es notoria.

Y aunque los medios de comunicación se hacen los desentendidos y en internet se bloquean las tendencias en torno a este tema, Trump parece estar dispuesto a mantener el asunto en la opinión pública hasta que el caso siga su debido curso legal y reciba la atención que merece.

Por lo pronto las magnitudes del Obamagate apenas comienzan a entenderse, y esto podría causar severas consecuencias que a su vez podrían marcar el curso de muchos acontecimientos por venir no sólo para los EEUU, sino para sus aliados y enemigos por igual.

Ver también:

China y su responsabilidad universal por la pandemia de coronavirus

 

¡SI TE GUSTÓ PUEDES APOYARNOS!

Opinar y más aún, informar, es todo un desafío en tiempos de tiranía. Si te gustó el contenido de este sitio, puedes contribuir con El Tuqueque Noticias donando la suma que quieras y así ayudarnos a seguir funcionando y a crecer.

¡Dona aquí!