Cómo proteger a los niños de las redes sociales
Más Variedades

Cómo proteger a los niños de las redes sociales

El bienestar infantil cambia a través de las épocas, y en el mundo de hoy que se encuentra cada vez más hiperconectado, una premisa fundamental es saber cómo proteger a los niños de las redes sociales.

El peligro de las redes sociales en  los niños

La revolución de la información de nuestro propio siglo ha producido avances pero también daños imprevistos e inaceptables para los niños.

El debate de hoy se centra en la vida de los niños y adolescentes en línea y, en particular, en su uso de las redes sociales ya que estas les están causando crisis de salud mental y emocional, algo sin precedentes.

Las tasas de depresión, autolesiones y suicidio se han multiplicado rápidamente entre los adolescentes en los últimos veinte años.

Para citar un ejemplo devastador, las tasas de hospitalización por autolesiones de niños de 10 a 14 años se duplicaron entre 2010 y 2014.

Esto se debe en gran parte a el cambio de la vida social de niños y adolescentes a un entorno tan inseguro y peligroso como las redes sociales.

El mundo digital actual no es simplemente algo que podemos usar, también es un espacio virtual alternativo que habitamos cada vez más, llegando a crear un choque con la vida real.

Cómo proteger a los niños y adolescentes de las redes sociales

Muchos especialistas en salud mental han mostrado su preocupación por el llamado “metaverso”, que no es más que la anulación de la vida social como la habíamos conocido, y hacerla más inmersiva, solitaria, e irreal.

Lo problemas de salud mental de las nuevas generaciones son solo la punta del iceberg, esto podría  cambiar la visión de toda la humanidad, por tal motivo es imperativo ejercer algunas de estas  acciones:

  • No autorizar a menores de 13 años al uso de redes sociales, y pasado este límite de edad aplicar el control parental.

Se ha comprobado que un tercio de los niños de siete a nueve años ya están usando las redes sociales, y no existe ley alguna que ataque este problema.

Si la edad de consentimiento digital se eleva a los 16 o 18 años, y se establecen nuevas reglas tal vez el cuidado del niño sería más efectivo.

  • Supervisión, sin llegar a violar la privacidad de los niños y adolescentes es importante observar y hablar acerca de lo que publican y consumen en las redes sociales.
  • Educarse sobre las redes sociales, los padres que vieron las redes sociales en sus inicios saben que ya no son lo que eran.

Es importante que los padres estén familiarizados con las nuevas plataformas de redes sociales para poder brindar protección y seguridad a sus hijos.

  • Verificar periódicamente la configuración de privacidad de las redes que utilizan los niños, si ya tienen cuentas, es importante que sean privadas.

Los niños y adolescentes pueden ser víctimas de personas inescrupulosas que irrumpen en las cuentas configuradas de manera pública.

Recuerda que la mente de un menor de edad es muy sugestionable y tiende a confiar en lo que cree que es real.

  • Asegurarse de no publicar detalles personales, prohíba a sus hijos que suban su número de teléfono, dirección de la casa o colegio donde estudian.

Al normalizar la vida en redes sociales, se tiende a cometer el error de dar demasiada información que no debería ser compartida.

Es importante que su hijo sepa que información no debe compartir y el por qué de los peligros que pueden evitarse con esta medida.

  • No permitir que publiquen fotos o videos que pongan en peligro su seguridad, aunque la mayoría publica videos sin malas intenciones, en el mundo virtual casi todo se saca de contexto.

Un mensaje puede tener una interpretación equivocada, y las consecuencias pueden ser devastadoras, en línea las personas tienden a ser muy crueles con lo que no les gusta.

Converse con sus hijos para que solo publiquen imágenes y videos que los presenten a ellos y a los demás de manera positiva.

  • Contraseña segura, explique a los niños el por qué elegir una contraseña segura evitará que otra persona le robe sus cuentas y su información personal.
  • No permitirles aceptar solicitudes de amistad de desconocidos, hay personas que utilizan las redes para acosar o robar información y causar daño.

Al aceptar sólo las solicitudes de personas conocidas como familiares y amigos brinda una mayor confianza a la hora de relacionarse o subir contenido.

  • Adoptar reglas de uso, establecer pautas o reglas de uso de las redes sociales desde el principio, tales como horarios y tiempo en línea.

Un niño y un adolescente debe vivir la mayor parte del tiempo fuera de las redes sociales, estos años son importantes para forjar el carácter y la personalidad del futuro adulto.

Un niño que está hiperconectado perderá roce social y experiencias con la gente cercana, lo que le restará capacidades para relacionarse con su entorno cuando sea adulto.

Pasar demasiado tiempo en redes hará que pierda el contacto con la realidad, esto afectará su atención y la manera de relacionarse con sus cercanos.

  • Dialogue con su hijo, cuando la comunicación fluye libremente el niño se sentirá cómodo para expresar como se siente estando en línea.

Pregunte que hace, que cosas pasan en las redes que utiliza, conversen acerca de algunos eventos que ocurren ahí y luego saquen juntos las conclusiones.

Las redes sociales son una pequeña parte de la cotidianidad, no son la vida, los niños al ser tan vulnerables pueden salir afectados de diferentes maneras a nivel psicológico.

El bien más preciado de la humanidad es la vida y la mente de las personas que habitarán en el futuro, por este motivo es imperativo saber cómo proteger a los niños de las redes sociales y de otros tantos peligros modernos.

Ver también:

La procrastinación y cómo detenerla

 

¡SI TE GUSTÓ PUEDES APOYARNOS!

Opinar y más aún, informar, es todo un desafío en tiempos de tiranía. Si te gustó el contenido de este sitio, puedes contribuir con El Tuqueque Noticias donando la suma que quieras y así ayudarnos a seguir funcionando y a crecer.

¡Dona aquí!