Chile-28oct
Más Mundo

Chile continúa en tensiones y vandalismo

Chile continúa en tensiones y vandalismo

ETQQ / 28 Oct. 2019.- Pese a las medidas de cambio de gabinete, el gobierno del presidente Sebatián Piñera sigue recibiendo desestabilización como respuesta.

La ya ampliamente criticada petición de perdón de Piñera tras anunciar una agenda social para afrontar la crisis, sigue mostrando más señales de debilidad que de visión institucional. La jauría mediática sigue acorralando al gobierno chileno, y llueven las hipocresías de la izquierda global con su siempre patética amenaza de “investigar violaciones a los derechos humanos” porque para la basura de izquierda, no existen derechos humanos de comerciantes, de ciudadanos decentes, ni de la población en general, sino de aquellos que siguen su diabólica agenda de hipocresía.

Pero ¿qué se puede esperar de un gobierno ya desmoronado sobre su propia incapacidad de mostrar fuerza y enfrentar el vandalismo? Es evidente que las intenciones de las movilizaciones son sacar a Piñera del gobierno, de hecho ya unos diputados de oposición anunciaron un procedimiento constitucional, y sabemos en qué terminará.

En Santiago prosiguieron los actos de vandalismo a estaciones del metro este lunes, un día después de que el gobierno levantara el estado de excepción y los toques de queda.  Los manifestantes devenidos en simples maleantes han mantenido su accionar.

La prensa local volcada desde un principio en satanizar a las Fuerzas Armadas y a los Carabineros, han servido de camisa de fuerza para que cualquier acción de defensa a la propiedad privada, pública y a la vida sea considerada un “acto de violación de los derechos humanos”. Así las cosas hay que ser un demente para mover un dedo en defensa de nada, y es parte importante de lo que ocurre en Chile.

Y esto a su vez es una consecuencia de la persecución zurda contra todo aquello que haya servido en uniforme durante los años del General Augusto Pinochet, tema altamente sensible. El resultado de la satanización a priori, es que ahora pierden al país y la impunidad se ampara en derechos humanos.

Ciertamente el deber de proteger a la población de los excesos de los maleantes exige uso de la fuerza, sin embargo todo es materia de satanización a priori en muchos sectores de la opinión pública chilena.

Recordemos que la oposición de izquierda abiertamente apoyada por el castro-chavismo ha venido exigiendo “constituyente ya”, y enervando llamados a huelgas en todo el país.

Una clara medida de la hipocresía de la izquierda, es la respuesta inmediata de la alta comisionada de los Derechos Humanos, la expresidenta de Chile Michelle Bachelet. En el caso venezolano su despacho demoró un año en atender la denuncia de 14.000 muertos en Venezuela a manos del narcorégimen chavista, y ahora en el caso chileno contra el gobierno de Piñera sólo se han demorado una semana en atender denuncia de 18 muertos en Chile. Cabe destacar que del resto del mundo no se tiene noticia acerca de ese despacho.

Visto así, lo que hasta hace un par de semanas  era un país que pese a sus retos venía con pie sólido creciendo hacia el desarrollo, ahora se empeña en un absurdo suicidio colectivo, en sintonía con el absurdo suicidio a la zurda que se viene siguiendo en la región, bajo la dirección orquestal del Foro de Sao Paulo.

 

Redacción El Tuqueque Noticias
Medio informativo de pensamiento independiente sobre noticias de Venezuela y el mundo
https://eltuqueque.com